miércoles, 9 de enero de 2013

Michio Kaku





“FÍSICA  DE  LO  IMPOSIBLE”
Michio Kaku, (24 de enero de 1947 en San José, California, Estados Unidos), es un físico teórico estadounidense, especialista muy destacado de la String Field Theory, una rama de la teoría de cuerdas.
Muy interesante es la visión que plantea Michio Kaku,  en su nuevo libro, “Física de lo imposible”. En él, intenta destruir nuestros esquemas entre lo posible y lo imposible en el campo de la física.
Acertadamente, el científico plantea que en su corta vida, ha visto una y otra vez hacerse realidad cosas que para él y para la comunidad científica en general, eran verdaderamente imposibles. Para abordar este fascinante tópico, Kaku divide los temas que actualmente creemos imposibles en tres grandes categorías.

-Imposibilidades de clase I: tecnologías que hoy son imposibles pero que no violan las leyes de la física conocidas. Serían posibles en un siglo o dos, o dentro de unos pocos. En esta categoría entra el teletransporte, los motores de antimateria, algunas formas de telepatía, la psicoquinesia y la invisibilidad.

-Imposibilidades de clase II: tecnologías situadas en el borde de nuestra comprensión física. Si son posibles, no llegaríamos a materializarlas hasta dentro de miles o millones de años. En esta categoría se incluyen las máquinas del tiempo, el hiperespacio y los viajes a través de un agujero de gusano.

-Imposibilidades de clase III: tecnologías que directamente violan las leyes de la física conocidas. No hay demasiadas de estas imposibilidades reconocidas.

La teoría de cuerdas es un modelo fundamental de la física que básicamente asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son en realidad "estados vibracionales" de un objeto extendido más básico llamado "cuerda" o "filamento".
De acuerdo con esta propuesta, un electrón no es un "punto" sin estructura interna y de dimensión cero, sino un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones. Un punto no puede hacer nada más que moverse en un espacio tridimensional. De acuerdo con esta teoría, a nivel "microscópico" se percibiría que el electrón no es en realidad un punto, sino una cuerda en forma de lazo. Una cuerda puede hacer algo además de moverse; puede oscilar de diferentes maneras. Si oscila de cierta manera, entonces, macroscópicamente veríamos un electrón; pero si oscila de otra manera, entonces veríamos un fotón, o un quark, o cualquier otra partícula del modelo estándar. Esta teoría, ampliada con otras como la de las supercuerdas o la Teoría M, pretende alejarse de la concepción del punto-partícula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada