martes, 7 de febrero de 2012

COSAS QUE HE APRENDIDO EN AL-ANON


Velázquez - El Triunfo de Baco o Los Borrachos (Museo del Prado, 1628-29).jpg
"El triunfo de Baco"
Diego Velázquez


Al-Anon y Alateen son organizaciones internacionales sin ánimo de lucro, en conjunto conocidas como los Grupos Al-Anon con una membresía de más de medio millón de personas, proveyendo un programa de doce pasos de recuperación para los amigos y familiares de alcohólicos. Al-Anon es una organización para adultos al interior del programa, mientras que Alateen es para personas más jóvenes (de 12 a 20 años).
Al-Anon fue fundada en Nueva York en 1951 por Lois Wilson, esposa del co-fundador de Alcohólicos Anónimos (AA) Bill W.. Wilson reconoció la necesidad de que existiera tal organización cuando los familiares que vivían con miembros de AA empezaron a identificar sus propias patologías asociadas con el alcoholismo de los miembros de su familia.
Durante más de 55 años, Al-Anon  les ha estado ofreciendo esperanza y ayuda a los amigos y familiares de bebedores problema. Se estima que cada alcohólico afecta la vida de por lo menos cuatro personas...el alcoholismo es verdaderamente una enfermedad familiar. No importa cuál sea su relación con la persona alcohólica, o si aún está bebiendo o no, toda persona que ha sido afectada por la forma de beber de otra persona puede encontrar en Al-Anon y Alateen las soluciones que conducen a la serenidad.


                                                                   


COSAS QUE HE APRENDIDO EN  AL-ANON

Tendría que decir cosas que he conseguido olvidar.
En mi época ,los sesenta, estaba muy claro como debía ser una persona:
Debía tener dignidad (pero tenía orgullo)
Debía ser respetada (pero no lo respetaba todo)
No podía pasar una ofensa (Aunque estuviese sólo en su mente)
Sabía que había personas superiores a ella,pero que había muchas más que eran inferiores.
Pensaba que un alcohólico era un borracho desgraciado al que había que despreciar.
La homosexualidad era o una tara genética o un vicio al que había que arremeter contra él.
Que había que intentar cambiar todo lo que no nos gustaba.

Gracias a haber encontrado en mi camino a un alcohólico he llegado aquí, en donde he hallado la paz y la felicidad de saber que:
La dignidad no tiene nada que ver con el orgullo
Que el respetar quiere decir”respetar a todo el mundo”y a todas las cosas.
Que las ofensas son sólo las que tu “ves” y no las que nos hacen realmente, porque sólo nos ofenden las ofensas que creemos “ver”.
Que todos somos iguales,no hay superiores ni inferiores.
Que un alcohólico puede ser una bellísima persona o lo contrario,pero indiferentemente si es o no  es alcohólico.
Que un homosexual es igualmente de honesto ,honrado y digno de admiración como un hetero,depende de su honestidad,honradez y valía como persona.
Que yo no soy Dios,que no puedo cambiar las cosas.Lo único que puedo hacer es intentar que las cosas no me afecten hasta el punto de hacerme sentir mal.
Y sobre todo aquí dejé la carga de llevar las riendas en mi vida.Se las he dejado a “nuestro “ espíritu benefactor,, Dios o lo que queramos llamarlo,que es el que nos dirige a hacer lo que hacemos,es decir,sin estar quietos pero siempre conscientes de que lo que hacemos es su voluntad,no la nuestra.Con esto nos saldrán bien o mal las cosas según nuestras expectativas,pero nunca nos equivocaremos como seres espirituales que somos.
También he descubierto que las personas a base de despreciar se vuelven despreciables y  estoy segura que siempre estaré arropada y defendida de cualquier sentimiento que no sea AMOR, que es en definitiva todo lo positivo que hay en la vida y que le damos un sinfín de nombres para no parecer débiles.
Ya sólo me queda dar las gracias a todos los que con su comprensión,paciencia y buena voluntad están consiguiendo que personas que creían que ya no valían para nada en esta vida,hayan encontrado una meta llena de satisfacciones para ellos mismos y para los demás y que estas reuniones que parecen que son sólo de amigos, sigan siendo un punto de luz para todo el universo que nos rodea, iluminando nuestro camino.
Que  mi abrazo sea capaz de fundirnos a todos en uno solo.

 Conchita Quiñonero Valcárcel

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada