martes, 12 de julio de 2011

AGUJEROS NEGROS Y QUASARES

En la década de 1980, se desarrollaron modelos unificados en el que los cuásares fueron vistos como una clase de galaxias activas, y había emergido en un consenso general que en la mayoría de los casos era el ángulo de visión lo que distinguía unas clases de otras, como los blazars y las radiogalaxias. La luminosidad elevada de los quásares se creía que era el resultado de la fricción causada por el gas y el polvo cayendo en los discos de acrecimiento de agujeros negros supermasivos, que podían convertir un 10% de masa de un objeto en energía, a diferencia del 0,7% obtenido en procesos de fusión nuclear que dominan la producción de energía en estrellas solares.
Este mecanismo también se cree que explica por qué los quásares eran más comunes al comienzo del universo, ya que esta producción de energía finaliza cuando el agujero negro supermasivo consume todo el gas y polvo que tiene cerca. Esto significa que es posible que la mayoría de las galaxias, incluyendo la Vía Láctea, ha pasado a través de una etapa activa, apareciendo como un quásar u otra clase de galaxia activa dependiente de la masa del agujero negro y la rotación de acrecimiento, y que son inactivos ahora debido a la falta de materia para alimentar sus agujeros negros centrales que generan la radiación.
De forma sencilla,se puede decir que cuando un agujero negro ya no admite más energía o masa,el  gas que sobra sale  y forma los quáseres.
Los agujeros negros  pudieran ser  atajos  del espacio y el tiempo y se supone que hay uno de ellos en el centro de las galáxias,incluida la Vía Láctea.
Cuando nos enseñaros    que “polvo eres y en polvo te conventirás”,es lo que los científicos ahora están descubriendo: Las estrellas nacen del  polvo de estrellas,y cuando  se extingen,vuelven a nacer   del polvo que han generado en su  propia extinción.
Tendrían que habernos dicho:
“Polvo de estrellas sois y en polvo de estrellas os convertiréis,después de haber sido estrellas fulgurantes”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada