martes, 7 de diciembre de 2010

Albert Einstein

Un ser humano es una parte del todo, llamado por nosotros el 'Universo', una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto - una forma de ilusión óptica de su conciencia. Esta ilusión es una forma de cárcel para nosotros, restringiéndonos a nuestros deseos personales y al afecto por unas pocas personas cercanas a nosotros. Nuestra misión debe ser liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para que abarque a todas las criaturas vivientes y a la totalidad de la naturaleza en su belleza. Nadie es capaz de conseguir esto totalmente, pero esforzarse en tal logro es en sí mismo parte de la liberación y un cimiento para la seguridad interna. - New York Post, 28 Noviembre 1972

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La  energía E de un cuerpo en reposo es igual a su masa m multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado:
E=mc².

Pero ¿quién no se ha sentido fascinado con esta ecuación? Para los que quieran tener más conocimientos,sólo tienen que comenzar con:
Albert Einstein (Ulm, Alemania, 14 de marzo de 1879Princeton, Estados Unidos, 18 de abril de 1955) fue un físico de origen alemán, nacionalizado suizo y estadounidense. Está considerado como el científico más importante del siglo XX.[1]
En 1905, cuando era un joven físico desconocido, empleado en la Oficina de Patentes de Berna, publicó su teoría de la relatividad especial. En ella incorporó, en un marco teórico simple fundamentado en postulados físicos sencillos, conceptos y fenómenos estudiados antes por Henri Poincaré y por Hendrik Lorentz. Como una consecuencia lógica de esta teoría, dedujo la ecuación de la física más conocida a nivel popular: la equivalencia masa-energía, E=mc². Ese año publicó otros trabajos que sentarían bases para la física estadística y la mecánica cuántica.
Una vez que hayamos ampliado nuestros conocimientos sobre la vida y obra de Albert Einstein,cosa que está al alcance de nuestras manos,,entonces podremos valorar el significado profundo  de algunas de sus frases más célebres:

Dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás, es la única


Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.


Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.


Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos.


Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres.

Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.

Vivimos en el mundo cuando amamos. Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida.


 [

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada